Cómo limpiar una parrilla oxidada (consejos)

Es fin de semana y se te ocurre un plan perfecto: una parrillada entre amigos. Abres tu bodega y desempolvas tu super parrilla. Teniendo un clima muy húmedo en nuestra ciudad, es muy probable que si ha estado mucho tiempo guardada o a la intemperie, tu parrilla se haya oxidado.

Lo ideal sería que no uses más este metal oxidado para cocinar, pero si el daño no es muy grave, podrías intentar lo siguiente:

  • Consigue un cepillo de cerdas de aluminio
  • Calienta tu parrilla, poniéndola sobre carbón prendido como si fueras a asar
  • Unta la parrilla con grasa (puede ser grasa de pollo)
  • Retira con mucho cuidado la parrilla del calor, y cuando aún esté tibio, puedes frotar con el cepillo las partes oxidadas
  • Termina volviendo a cepillar la parrilla con el cepillo, pero esta vez con agua jabonosa (puedes usar jabón líquido de vajillas)
  • Al final, puedes pasar una cebolla cortada por la mitad por las varas de fierro para que quede totalmente curada

Esta técnica va a funcionar, repetimos, si el daño no es grave. Ten mucho cuidado y pon siempre primero la salud delante de todo!

 

Foto: http://www.flickr.com/photos/shenventure/5465286707/

 

¿Te sirvió? Compártelo con tus amigos!

facebooktwittergoogle_pluspinterestmail